Eversman

Variaciones ortográficas de este apellido son: Eversman, Ebersman, Eberman, Ebermann, Eversmann y otros.

Encontrado por primera vez en Westfalia, donde el nombre surgió en la Edad Media como una de las familias notables de la región occidental. Desde el siglo XIII en adelante, el apellido se identifica con la evolución social y económica de este territorio y  en el desarrollo de la nación.

Algunos de los primeros pobladores con este apellido o alguna de sus variantes en America fueron: María Magdalena Eberman, que se establecio en Pennsylvania en 1732; Eberman Conrad, quien llegó a Filadelfia en 1732.